BLOG

¿Por que las relaciones de pareja terminan por no funcionar? – PARTE I

la respuesta es simple, porque nos relacionamos desde el ego.

¿Cómo se define el ego?
El ego o personalidad (o a veces el “yo soy así”, “yo quiero esto”…) es todo lo que creamos de pequeños dentro de nosotros para adaptarnos al medio, esto es, a los amigos o al profe y de mayor importancia, al adaptarnos a la convivencia familiar y en especial en nuestra relación con los padres.

Esta sólida construcción nos ayudó en su momento a sobrevivir, con dispares estratégias como:  complaciendo a nuestro entorno o al contrario, “pasando” de él, haciéndole reír o siendo los mejores en alguna faceta destacable o admirada por los demás. Así lo que nos fue útil para mejor desenvolvernos, se aferró a nuestra psique y más allá, a nuestro cuerpo, incluso moldeando nuestra expresión facial, nuestra estructura ósea, pecho, etc. y emocionalidad: lloro mucho, no lloro nada, río fácilmente, grito, etc.
 

¿Y como funciona en una relación?
Cuando entramos en relación con el mundo, lo hacemos desde esa personalidad creada para superar las duras pruebas que nos amoldaron de pequeños para “ser compatibles” al entorno. Además inicialmente, en las relaciones, tendemos a mostrar lo que consideramos “adecuado” (oculto tal cosa, muestro tal otra) por lo que meramente mostramos aspectos truncados de quienes somos y velados por el filtro de la personalidad. Ocurre también en las relaciones de pareja.

¿Y cuando nos enamoramos?
Cuando te enamoras (o te gusta alguien… y también sucede si alguien te disgusta), estamos viendo en esa persona, lo que en nuestro inconsciente resuena con las necesidades (o disconformidades, en caso de que te disguste) del ego, por tanto es una visión subjetiva y distorsionada, filtrada por la visión de carácter que conforma la persona.

¿Cómo nos podemos relacionar mejor?
Conociendo todo esto explicado, la única manera de llevar a buen término esa relación es a través de la toma de conciencia de nuestras características de defensa, de trabajar interiormente los hábitos, reacciones frente un estímulo, temores, creencias, etc. para poder bajar los muros frente a quien “¿amamos?”. Hay que conocer toda nuestra forma de ser, sentir, pensar, actuar… y tener mucha destreza frente a nuestros propios demonios internos, para poder volver a ser lo que éramos en nuestro origen, antes de construir ese muro defensivo del ego, consiguiendo pues, una personalidad menos afianzada a lo que consideramos ser.

Honorable Natura



Dedicat a tots els qui varem compartir el “País dels Càtars”
Dedicado a todos con quienes he compartido “el País de los Cátaros”


A tots els qui potser el compartirem encara (Setmana Santa, Solstici…)
A todos los que quizás lo compartamos algún día (Semana Santa, Solsticios…)

A tots i totes qui es considerin Cercadors del Greal
A todos y todas quienes se consideren Buscadores del Grial


A tothom qui estimi la Natura i la senti ben dins…
A todos quienes amen la Naturaleza y la sientan bien dentro…


El Mite del Greal

Si hi ha un mite que ha captivat en la nostra cultura occidental, sens dubte ha estat el del Graal. Des dels primers vestigis de les cultures europees, i en especial de les nòrdiques i les cèltiques, sempre se n’havia donat culte a objectes considerats sagrats com ara plats, copes… als quals se’ls suposava alguna mena de virtut màgica que atorgava poder a qui els posseïa o els utilitzava, i que servien com a nexe d’unió amb la divinitat.

Posteriorment, el mite del Graal apareix amb força a partir del segle XII, arran de la publicació de diverses novel.les que en parlen, amb forts lligams amb la tradició artúrica bretona i britànica. L’Edat Mitjana és l’edat daurada de les relíquies cristianes, i ben aviat, l’Església volgué identificar el Graal amb la copa utilitzada per Jesús en celebrar l’últim sopar amb els seus deixebles, segons ens expliquen alguns evangelis canònics, i utilitzada la copa posteriorment per Josep d’Arimatea per a recollir la sang de Jesús, un cop crucificat al calvari, segons les tradicions apòcrifes:
“Llavors Jesús prengué una copa, digué l’acció de gràcies i afegí:

– Preneu això i repartiu-vos-ho, perquè us asseguro que des d’ara ja no beuré més del fruït de la vinya fins que haurà arribat el Regne de Déu”

                            (Evangeli de Lluc, cap. 22, versets 17 i 18)

De fet, la tradició hebrea manava utilitzar quatre copes durant el sopar de la Pasqua.

Des d’aleshores no han estat pocs els historiadors, aventurers o simples curiosos que han dedicat esforços a la recerca de la relíquia més famosa de la humanitat. Fins i tot, el Tercer Reich alemany dedicà inversions en realitzar expedicions a la recerca (com per exemple, la visita de Himmler a Montserrat l’any 1940 o les investigacions del científic Otto Rahn a Occitània).

Com comentava el psicòleg Carl Jung, el mite del Graal continua vigent en el nostre subconscient fins i tot en aquests temps moderns.

En temps recents, la publicació d’alguns tractats sobre el tema, com a “L’enigma sagrat” de diversos científics britànics o la publicació de novel.les d’èxit mundial com “El codi DaVinci” han aconseguit atraure novament l’interès cap al mite del Graal. I com tots els mites, difícilment podran extingir-se mai, perquè són eterns i captivadors.

Però si mai no tindran fi, sí que tenen unes primeres referències, i en la nostra literatura europea, la primera constància ens la trobem a la novel.la “Perceval o el Conte del Graal” de Chrétien de Troyes, escrita cap a finals del segle XII. El protagonista, el cavaller Perceval, comença un viatge iniciàtic que el condueix una nit fins a un castell governat per l’anomenat Rei Pescador (el peix té unes connotacions evangèliques molt clares). En aquest castell es dóna culte i es protegeix un estrany objecte anomenat el Graal amb propietats màgiques. Quan l’endemà en Perceval desperta, es troba el castell buit i decideix investigar sobre el significat del seu somni i el Graal. La novel.la restà inacabada per la sobtada mort de Chrétien de Troyes, i tingué diverses continuacions amb més o menys fortuna.

CONTINUARÀ….

El Mite del Greal – I
Francesc S.G.

Solsticio de Verano – Joannes/Janus

Orígenes

El origen de esta tradición se halla en los celtas (después la tomaron los germanos y otros pueblos Europeos), en lo que llamaban Alban Hermin, la celebración por medio del encendido de hogueras durante el solsticio de verano para agradecer el máximo esplendor del sol (cuando más tiempo está en el cielo, el día más largo, la noche más corta) y compartir su fuerza con hogueras para atraer su bendición, sobre hombres, animales y las cosechas del campo. Se cree que estas hogueras expresaban la pretensión de mantener la luz del sol aun durante las pocas horas de oscuridad, para alcanzar, dado que el solsticio dura 2 noches, un legendario “día de tres días”.  En cualquier caso eran un claro culto solar, que celebraba la fuerza y poderío del astro rey para vencer a las tinieblas. Más tarde las hogueras gigantescas fueron simbolizadas por fuegos más pequeños, y en algunos casos por procesiones de antorchas o rituales con brasas ardiendo.

Los romanos transformaron este culto planetario y pagano de las fiestas solsticiales a la veneración del Dios Jano (Ianus), considerado como el portero (Ianitor) que abría y cerraba las épocas, esto es, dos puertas, que llevan a dos caminos: el del cielo y el del infierno, Janua Inferni y Janua Caeli.
Sabido es, que el nombre del mes de enero, en todos los idiomas europeos, es derivado muy directo del nombre del dios Jano (January, Janvier, Januar, etc.), habiendo perdido en castellano la jota inicial por la que, aun siendo también derivado suyo, no lo parece (Enero), si bien en catalán tiene un acercamiento más similar a su raíz (Gener). Por todo ello se lo denominaba también “el señor del tiempo”, poseedor de las llaves o claves (clavis: llaves) de los misterios ligados a la iniciación. Dos llaves con las que se pueden abrir la “puerta del Cielo y la puerta del Infierno”. Dos rostros, de ahí el calificativo de Jano Bifronte.

Uno miraba a la izquierda, hacia el pasado, que condiciona inevitablemente lo que somos, en nuestro presente y al que se le adjudicaba la llave de plata, la primera fase de la iniciación, donde se debe de tomar conciencia, lo que implica una regeneración total de la psique o del alma. La llave de oro, que mira a la derecha, al porvenir, simbólicamente el mundo celeste y uránico (solar) ligado a la segunda fase de la incoación – la iniciación – al Conocimiento.

Una deformación del nombre de JANO llevó al Santoral Cristiano a establecer en esta fecha la festividad de San Juan (equivalente a Iván), nombre con el que se celebra actualmente esta poderosa noche de fuego.

Juanes y solsticios

En la edad medieval Jano fue reabsorbido en la forma cristianizada de San Juan Bautista y San Juan Evangelista. La extraordinaria riqueza espiritual de los dos San Juan, el Bautista y el Evangelista es exaltada en muchas tradiciones de vertiente cristiana, por ejemplo en la masonería y en otras culturas para celebrar los mismos fines. El 24 de junio, es la fiesta señalada para San Juan Baptista y el 27 de diciembre para el Evangelista, días que corresponden al solsticio de verano y casi al solsticio de invierno. Es a Jesús a quien se le atribuye el hecho de nacer cuando el sol renace (empieza a traer luz sobre las tinieblas), de quien se desconoce la fecha exacta de su nacimiento (incluso historiadores hablan de haber nacido hacia el -5 antes de Cristo) y al que le precedió con la exactitud de seis meses (solsticio de verano), Juan Baptista.”Detrás de mí vendrá aquel, que se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo”.

El inicio veraniego (en el hemisferio norte) de San Juan refiriéndose al Baptista (Yahia) también mencionado en algunos versículos del Corán (islam), y en concreto el fenómeno solsticial, se produce del día 21 al día 23 de Junio. El padre de Juan era el profeta Zacarías quien por dudar de que su esposa, Isabel, estuviera en cinta se quedo mudo y al nacer su hijo recuperó la voz, encendiendo hogueras para anunciar a parientes y amigos la noticia.

La circunferencia que dibuja la orbita solar al pasar de un solsticio a otro, pasando por los dos equinoccios de primavera y otoño, deviene el esquema simbólico y tradicional del ciclo del año. A este movimiento, le corresponden las 4 estaciones temporales del año, invierno, verano, primavera y otoño (norte, sur, este, oeste: 4 elementos + el sol central, 5 elementos) que en un constante reciclaje hace posible la regeneración permanente del propio tiempo y espacio, tanto terrestre como celeste o cósmico.

La celebración dedicada a Jano Bifronte, venera ahora a San Juan Bautista y San Juan Evangelista, de quién ya se ha dado a entender que representan las dos modalidades o aspectos de un solo y mismo ser. Aquí existe una correspondencia entre las puertas solsticiales y el dominio propio de la iniciación en los misterios, el mundo natural/material con respecto al espiritual y sagrado, iniciación que se desarrolla  en dos fases, descendente y ascendente (ying yang). En la antigüedad greco-latina se hizo corresponder respectivamente a los “pequeños viajes” y a los “grandes viajes”, terrestres los unos y celestes los otros, que conducen al Conocimiento integral de la cosmogonía  y del verdadero orden del mundo.

www.viajeiniciatico.es

MONTSERRAT Parte-II: Leyendas y orígenes.

Según cuenta la leyenda será en el año 888 cuando la virgen de Montserrat será encontrada por unos pastores en una cueva de la montaña (la “Santa Cova”). Ellos habrán acudido al lugar tras buscar el origen de una gran y destellante luminaria que salía del monte. Siguiendo las ordenanzas del obispo de Manresa, querrán trasladarla a esta ciudad pero al rato de empezar su transporte, esta les empezará a pesar cada vez más. Comprendieron pues, que la virgen quería quedarse en el lugar donde hoy se encuentra el monasterio y por tal motivo será este construido… 

Testimonios diversos – incluso multitudinarios como el de muchos ciudadanos de Manresa en el año 1345- aseguran haber visto luceros en el espacio aéreo de Montserrat. En la década de los 70 hubo quien contó haber sido abducido por extraterrestres y posteriormente, aseguró que estos tienen su encuentro mensual allí los días 11. Este reciente 11-11-11 no he tenido noticias de ninguna abducción pero sí puedo constatar que había un gran numero de visitantes que iban a rezar, meditar, cantar, bailar o simplemente pasear en una fecha tan especial.

Existe gran variedad de leyendas, como la conversión de Ignacio de Loyola en el siglo XVI. Iñigo, un guerrero vasco tuvo su conversión tras venerar a la virgen y superar la tentación en una cueva de Manresa, dejando en el monasterio su espada y fundando después la orden de los Jesuitas. O la del timbalero del Bruc, en la que encontramos a un joven que con su tambor y el estruendo que la montaña le proporcionó al redoblarlo, hizo ahuyentar a las tropas napoleónicas a su paso por el santo lugar. Otros milagros habrán sido también otorgados a peregrinos y devotos, pues a partir de los siglos XII y XIV, la “Moreneta” adquirirá fama por ello, en toda Europa.

¿Pero es realmente negra la virgen de Montserrat?

La cultura popular siempre ha hablado que fue oscureciendo a causa de las muchas velas que ella se le llevaban. Incluso se habla de alguna extraña devoción a las vírgenes de color por los alrededores de la costa cercana a los Pirineos (des de Provenza  a Cataluña).

Pero estudios muy recientes, han probado que su color tiene una razón más lógica y a la vez científica. Veamos primero, la leyenda de su origen y el como llegó a la cueva donde fue encontrada.

Cuenta esta, de que fue St. Lucas (el evangelista) quien esculpiría en el taller de St. José y con sus mismas herramientas, la preciosa talla de madera, tomando de modelo a la mismísima madre de Jesús. St. Pedro posteriormente, la traería a Europa, bien directamente a Barcelona, bien a Roma, desde donde, suponiendo este último caso, sería llevada por los godos tras su conquista Itálica a su tierra, GotLandia = Catalunia = Cataluña. En este lugar, posteriormente, sería escondida en la cueva para evitar el saqueo musulmán.

Otra versión del origen del nombre de Cataluña es también, Catlonia, tierra de castillos, como castilla para la lengua catalana. No es de extrañar encontrar estos nombres, pues para la reconquista española (S.VIII-S.XV), se fueron construyendo grandes cantidades de castillos en todo el territorio. Se puede también comprobar esto en el mismo macizo de Montserrat, donde se albergaban 5 castillos medievales, ahora en ruinas. Uno donde se encuentra la actual ermita de Sta. Cecilia (S.IX), otro en la de St. Miquel (S.XII), un tercero en la ermita de St. Dimes y dos más en la parte opuesta al macizo, cerca del aparcamiento de Can Maçana, que son “La Guardia” (S.XI) y Ferran (s.IX).

Reflexión Entrada del Nuevo Año

Fin de Año, e Iniciático inicio  🙂

Si has llegado hasta este blog, seguramente será porque eres un buscador. La búsqueda del Grial es un símbolo de nuestra búsqueda, la búsqueda de nuestro BienEstar en la Vida.

En estas fechas que acontece y se merece reflexión sobre lo que tuve y lo que aún vive, lo que vendrá y lo que quizás ya no tendré (¡sonríe, pues hoy Sí existes!) …….. os dejo una reflexión de George Carlin, comediante norteamericano de los años 70-80 que falleció en el 2008.

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista mas estrechos. Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos.  Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo.  Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, más expertos pero más problemas, mejor medicina pero menor bienestar.

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, conducimos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiado televisión y rezamos muy rara vez. Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas y no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.

Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos más pero aprendemos menos. Planeamos más pero logramos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.

Estos son tiempos de comidas rápidas y digestiones lentas, de hombres de gran talla y corta edad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay dos sueldos pero más divorcios, casas más lujosas pero más hogares rotos. Son tiempos de viajes rápidos, pañales deshechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar.

Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta y en que tu puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas. Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aquí siempre. Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y se alejara de ti.

Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo. Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente. Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma. Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará contigo. Date tiempo para amar y para conversar y comparte tus más preciadas ideas.

Y siempre recuerda:

La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento,
sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.

MONTSERRAT Parte-I Geología, fuerzas telúricas y ermitaños.

Hace 55 millones de años, la superficie de la tierra era muy diferente a la que es hoy. En el lugar donde hallamos la espectacular montaña de Montserrat había el delta de un gran río. Esta agua fluvial depositaba aquí los restos que habría llevado desde otros lugares, junto a barro, piedras, insectos, etc., que se iban sedimentando y con los años, secando y compactando, … y nuevos torrentes y restos volvían a repetir el ciclo en el mismo lugar.

Después, los movimientos de las placas tectónicas hicieron emerger la montaña de Montserrat, en la misma etapa formativa (hace entre 30 y 50 millones de años) que alzó los Himalayas, Alpes y Pirineos. Posteriormente, con la ayuda de viento, sol y lluvias se formó, a lo largo de unos cuantos millones de años más, el extraordinario relieve que hoy vislumbramos… y que sigue cambiando.

Una antigua leyenda cuenta que a la muerte de Jesús se creó la montaña, pues tal fue la conmoción de la Tierra. El nombre lo tomaría del relieve, pues Mont Serrat, significa monte serrado. Como dice el poema de Jacint Verdaguer de 1880, el macizo está “serrada por los ángeles”.

Existen en algunos puntos de la montaña, unas fuentes de agua, llamadas “las Mentirosas” dado que incluso muchos días después de no haber lluvias, estas siguen emanando. Esto da a entender que hay grandes corrientes de agua e incluso se ha especulado de la existencia de un lago que haría de depósito. Estas corrientes acuáticas junto a las formas tan abruptas de sus picos, propician emanaciones de energía telúrica a su exterior. Con ello se puede dar explicación a muchas leyendas sobre las propiedades de la montaña, no solo por su mágico relieve sino por sus dones de transformación de consciencia y sanación, en muchos casos considerados concesiones de la allí venerada virgen negra, llamada “la Moreneta” por tener este color en cara y manos.

Durante el siglo IX habría gran fervor en toda Europa para vivir como ermitaño, dedicándose quienes así lo elegían, a orar en total soledad y austeridad. Esta emblemática montaña, será también enclave para esta tradición, y se establecerán solitarios oradores viviendo en sus diferentes cuevas y recovecos. Posteriormente serán “regulados” bajo una comunidad: los Monos-Terios (agrupación de solitarios). El último en habitar Montserrat será el Padre Basili, fallecido en el año 2003.

Montsegur solsticial

Montsegur es el más místico y emblemático castillo de Occitania y su vez alardea de simplicidad y robustez. ¿Cómo pudieron vivir quinientas personas en este lugar? La plataforma de la cima deja varios metros sin ocupar entre los muros y los abismos. ¿Por qué no ha sido aprovechado este espacio por los constructores, siendo así que el castillo es pequeño, demasiado pequeño, para acoger a una numerosa guarnición? ¿Cómo el ingeniero Andaud de la Baccalaria pudo hacer tan mal trabajo? ¿Ni siquiera logró trazar derecho el muro norte y encontró la manera de romper la línea recta y de desviar ligeramente el muro en su mitad, cuando la topografía no se lo imponía en absoluto?

¿Por qué los cátaros pidieron la reconstrucción de Montsegur? ¿Por qué hicieron de él su capital espiritual? ¿Qué tiene de particular y de tan precioso el castillo de su última jornada en la Tierra?

Fernand Niel, ha investigado este tema, al ser ingeniero ha levantado planos extremadamente precisos. De ellos ha extraído consecuencias ineluctables. Especialistas del catarismo han comprendido la importancia de lo que encontró mediante la observación del castillo, en relación con ciertos aspectos abordables de la cultura cátara, en la línea del maniqueísmo. Los trabajos de Fernand Niel no pueden ser discutidos. Más allá incluso de su competencia como matemático y de la precisión de los planos levantados, a cada uno puede bastarle con visitar Montsegur tan frecuentemente como sea necesario para verificar lo ajustado de sus afirmaciones.

Se trata de salidas heliacas* (salidas del sol), en relación con el plano del castillo [Ver alineaciones del plano]. Cada entrada del Sol en un signo del Zodiaco corresponde a una salida en un alineamiento muy preciso. Por el momento, sin intentar imponer ninguna hipótesis, señalemos que Montsegur fue construido en función de datos solares tan particulares como precisos. Y acordémonos de que, con ocasión de la rendición de la fortaleza, los cátaros insistieron en permanecer en el lugar hasta el día siguiente del equinoccio de primavera.

¿Han sido admitidos sin reservas y con todas sus consecuencias los planos levantados por Niel? Los planos sí, las consecuencias, no. ¿Cómo es eso? En la región existe un grupo de estudio, El Grupo Arqueológico de Montsegur y sus Alrededores. Está integrado por cierto número de personas competentes, especialmente en el campo de la arquitectura. Éstas no niegan los alineamientos; afirman que el castillo no es en absoluto el de los cátaros, que piensan que fue destruido  después del asedio, sino otro, reconstruido ulteriormente y además, poco tiempo después. Sus argumentos se basan en las diferencias de estilo que se dieron en el transcurso del siglo XIII. Hay que escribir que las discusiones son apasionadas. Los defensores del castillo cátaro responden  pidiendo a los contradictores  que presenten, aunque sea un solo documento, que establezca una eventual destrucción seguida de la reconstrucción del castillo.

¿No podría suponerse que el castillo hubiera sufrido, en efecto, reconstrucciones… sobre los planos iníciales? Estas querellas arqueológicas no tiene ninguna clase de influencia sobre un hecho de observación anual: la llegada de los numerosos simpatizantes, para pasar la primera noche de verano sobre el pog – la peña -, y su concentración en la torre del homenaje, antes de  que aparezca el astro y su primer rayo lo atraviese de arco en arco. Éste es uno de los más conocidos y sorprendentes alineamientos.

Según se dice, Montsegur es el tercer lugar más visitado de Francia con 65.000 personas al año (2007), dejando de lado París y el monte Saint Michel. Lo es por muchos curiosos, y por simpatizantes a la causa occitana y cátara. Por exaltados llegados a veces de muy lejos para llevarse una piedra o tierra del Paraje Privilegiado. Por algunos “cátaros de nuestro siglo” que perpetúan a su manera el pensamiento y gesto cátaros.

Allá arriba, azotado por las tempestades y acariciado por el viento de Oc, quemado por el sol y afrontando después las largas nieves del Ariège, el castillo-templo, intacto entre sus ruinas, mantiene las sombras de los cristianos que volvieron al Padre, el 16 de marzo de 1244. Y proclama su mensaje de esperanza y de amor.

El Grial llega a Montsegur

José de Arimatea, tío de Jesús de Nazaret y propietario del sepulcro donde el cuerpo de su sobrino permaneció por 3 días después de la crucifixión, condujo – tras el acontecimiento de la resurrección – a algunos destacados personajes de los evangélicos al sur de la actual Francia. Entre otros viajeros y según nos cuenta la tradición, fueron Maria Marta, Maria Sara y Maria Magdalena las que serían desembarcadas en Santas Marías del Mar, puerto cercano a Marsella, localidad que, tomará desde entonces este nombre. 

José, además de los bienes personales, llevaría consigo un bien muy preciado, el cáliz o copa más buscado en la historia del hombre, el Santo Grial. El mismo recipiente con el que Jesús celebraría su última cena junto a sus 12 fieles seguidores. Y, según se narra, el mismo en la que después de ser herido en su costado izquierdo por Longinus, el soldado romano, se tomaría en su interior la sangre derramada del Salvador. Traería pues José, la copa a lugar más seguro ¿ocultándola en una montaña de difícil acceso? y hacerla así perecedera para el futuro de la cristiandad, en señal de resurrección, en señal de vida eterna.

Entrados nuestros días es donde se especulará en que copa y sangre de Cristo – el Santo Grial – serán el simbolismo de la Sangre Real del “Rey de los judíos”, esto es, la mismísima descendencia del maestro. Esta última hipótesis es la descrita por los historiadores H.Lincoln, M.Baigent y R.Leigh en “El enigma sagrado” y posteriormente novelado por Dan Brown en “El código Da Vinci”. Los hechos por ellos investigados basan su estudio en el hallazgo inverosímil de un sacerdote – Bérenger Saunière – en el enigmático Rennes le Chateau, cerca de Quillan en el Pirineo Francés (Occitania) a unos 30 minutos de Montsegur.

Montsegur, lugar de culto para todos los historiadores, herederos y fieles a la historia y leyenda cátara. La montaña, corazón del catarismo, emblema de su historia y su tragedia junto a su inescrutable castillo, una fortaleza segura. El último baluarte de dicha excepcional forma de vida, la de los buenos hombres y las buenas mujeres, donde hallose y a su vez custodiose, la más buscada reliquia de los confines cristianos, la Santa Copa, desaparecida según la leyenda, tras la Cruzada contra el Grial…

La Copa

La Copa:

El simbolismo de la Copa o el Caldero (usado por los druidas) representa el receptáculo de aquello divíno que puede germinar y que se expandirá grácias al principio fertilizador de lo femenino. Representa pues el alimento, la abundancia y más allá, la immortalidad. El Santo Grial (Sant Graal) otorgaría a quien de él bebiera, la revelación y la vida eterna.

Dicen que hay tantos griales como personas…

Para los místicos islámicos contendrá los sentidos y el poder de la intuición. Para los alquimistas, será el útero universal en el que se genera la transmutación del plomo en oro… o el cambio de conciencia para pasar de la oscuridad a la luz, conectar con la luz del sol (Amón/Ra) y convertirse en Horus…. o el Cristo, la iluminación

En Wiki:
La palabra grial –pronunciada «graal» en inglés medio– parece ser una adaptación francesa del término latino «gradalis» que implica la idea de un plato, escudilla o bandeja con viandas que es llevado a la mesa en diferentes momentos («gradus») de una comida. Al respecto dice Helinand de Froidmont en su Chronicon (siglo XIII): «… un plato ancho y algo profundo en que habitualmente se colocan las carnes caras para el rico… normalmente se denomina grial».
En algunos textos de la Baja Edad Media aparece trascripto como «San Gréal», lo que ha dado lugar a teorías esotéricas según las cuales el nombre derivaría de una supuesta forma «Sang Réal», es decir, «sangre real». Esta hipótesis se desarrolla en el libro de Michael Baigent y Richard Leigh: El enigma sagrado que fue utilizado por Dan Brown para su novela El Código Da Vinci.

La Espada:
Representa el pene, el principio masculino. También puede representar la acción penetrante del Amor.

Así pues, la copa – esencia femenina – es sostenida en la iconografía cristiana por María Magdalena y esta a su vez es arquetipo de la mujer actual, ya no de madre fertilizadora como fuera María, la Virgen, sino de la esencia femenina liberal, independiente, seductora y aún así amante y fiel a su amor por el tan deseado amado.

Y la espada – esencia masculina – de los caballeros medievales, célticos, jedi, etc., otorgará a estos, el poder, la fuerza y el conocimiento para buscar el Grial (lo femenino), luchando con ella contra sus dragones y demonios, no sólo los de fuera sino además los internos. Para buscar la unión armónica de ambas esencias y hallar plenitud.

Es esta unión de la que tanto nos hablan tradiciones religiosas, mitológicas, etc. Hablan de nuestra propia experiencia de vida. La unión en perfecta armonía con nuestras cualidades femeninas y masculinas (ying/yang), la herencia de nuestros ancestros (papa/mama) y a la vez la búsqueda de nuestro desarrollo como seres habitantes de este planeta. Seres quizás espirituales quizás materiales, pero sin duda faltos de ecuanimidad para con nuestras esencias, faltos de la destreza en el manejo de nuestra espada para ser capaces de hallar el Grial.