BLOG

No nos comunican que hay 8 suicidios al día de personas desesperadas por vivir

La crisis, accidentes de tráfico, la violencia o guerra por doquier salen practicamente cada dia en televisión, radio, periódicos y conversaciones callejeras, pero No nos comunican que hay 8 suicidios al día de personas desesperadas por vivir.

No sale en los medios de comunicación y es la primera causa de muerte “externa” seguida del trafico… además de las “internas” circulación, tumores y sistema nervioso.
Parece que la crisis a disparado la presión y el no encontrar solución a la vida:

“Cada día se suicidan 8 personas en España (2013).” (en 2017 ya es de 10 al día)
http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/27/espana/1361964219.html

“El problema es la desesperación que conduce al suicidio.”
http://www.redescristianas.net/yo-si-quiero-saber-cuantos-suicidios-hay-en-espana-y-sus-causasluis-angel-aguilar/

¿Por que tanto hablar de las crisis de economía, de las guerras y del hambre en el mundo cuando tan cercanamente, la desesperación lleva a muchas personas a quitarse la vida?
¿Es una crisis emocional?¿La sociedad y la educación no ayudan a sobrellevar las etapas difíciles de cambio?

Esta claro que necesitamos conocer y reconocer nuestro mente, nuestra emocionalidad y sentimientos y sabernos reconducir frente a las adversidades. A veces es ardua tarea, pero con paciencia y perseverancia, se puede aprender a llevar mejor nuestro andar por la vida.

Los cátaros, filosofía, espiritualidad y Grial

Este fin de semana nos vamos a las antiguas tierras de “Occitania, el país que no pudo ser.”

Los cátaros, custodios del Grial:

Su filosofía cuestionaba los lazos entre oriente y occidente, haciendo resurgir el misticismo, el budismo, la filosofía griega, egipcia… la gnosis, conocimiento de lo divido a través de uno mismo. Los cátaros y ser más quien soy

Hoy, esa gnosis parece estar resurgiendo – en nuestro siglo XXI (odisea del espacio??) – en la mente de muchos nostálgicos de lo divino o muchos necesitados de paz interior, pues el barullo exterior nos aplasta.

Renace actualmente una nueva consciencia que se globaliza y a la vez nos conduce a la introspección (¿quién soy, de donde vengo y que hago aquí?!), la siempre esperanzada Búsqueda del Grial. Esta búsqueda intrínseca en el hombre, hoy también, nos hace más creyentes en la fe a la vida (¿o a Dios?).

Quizás podríamos entender que las antiguas enseñanzas se trasmiten con palabras obsoletas, otros vocablos nos apetecen más a su mención pero su significado y los conocimientos espirituales siguen siendo de máxima actualidad….

 

Interesante documental sobre la búsqueda del Grial:  https://www.youtube.com/watch?v=ft09c46LzH4 

(Español) Salida Cátaros, ser más quien soy

Bitácora Viaje Iniciático al país de los cátaros – Solsticio 2014

Bitácora de edición solsticial 2014:

El primer día visitamos el castillo de Queribus, llamado nido de águilas, por la fascinante y altiva ubicación que tiene ante el Canigó. A destacar el techo de estilo gótico que ha permitido que a pesar de casi 1000 años t’historia, desde que los cátaros hasta nuestros días se mantenga todavía tanto firme.

Durante la comida nos fuimos conociendo todos los que formaban parte del grupo, compartiendo y ya aprendiendo a tomar conciencia de cómo somos. Luego, nos dirigimos a las fantásticas gargantas de Galamus, donde nos pudimos refrescar en las pozas de la ya sentida calor de verano. Nos lo pasamos en grande.

Al atardecer llegaremos a casa de nuestros anfitriones, él experto en senderismo por rutas de los Pirineos y ella entre enciclopedia y curandera-druida, encantadores. Nos esperaban muchas sorpresas agradables.

El segundo día nos dirigimos a las grutas de iniciación, donde estuvieron viviendo los cátaros especialmente cuando se inició su persecución por parte de la Inquisición, después de los años de guerra entre caballeros catar-occitanos y tropas invasoras del norte representantes del cristianismo católico de la época. En estas grutas, meditar, escuchar y aprender de uno mismo resulta sobrecogedor. Así con las indicaciones de Ferran, nos era fácil y agradable sentir el silencio, el misterio y sentirse envuelto y en algunos lugares, dentro de las entrañas de las montañas más impresionantes de los Pirineos. Gente que no saben demasiado de espiritualidad suele comentar “en estas montañas hay algo …”.

Al tercer día, estubimos Rennes le Chateau, conocido por su relación con el santo grial y la posible descendencia de María Magdalena y Jesús. Allí encontramos muchos misterios en cuando esta leyenda de la que el famoso libro “el código da vince” habla, pues está basado precisamente en este lugar escondido en el Pirineo francés y que enlaza con la tradición cátara de la custodia del Grial. Aprendiendo del lugar también aprendíamos de los conocimientos que religiones y ancestros han intentado transmitirnos.

Por la tarde visitaríamos el castillo de los trovadores, Puivert, en un singular y maravilloso paraje tanto verde como lo inimaginable entorno que se puede disfrutar desde su punto mas alto. Después de jugar un rato a ser caballeros, aprendimos cómo eran los combates de ingenio, combates poéticos entre grandes reyes y trovadores que aún hoy hablando de sus amores, de sus musas inspiradoras ….

A la madrugada del cuarto y último día, emprendíamos la ascensión al emblemático Montségur que nos esperaba con la mística niebla que debería también ayudar a los buenos hombres y las buenas mujeres subsistir de lo que se convertiría su fin, este castillo, último reducto de sus conocimientos … allí pudimos contemplar el especial efecto de luz que la salida del sol provoca en tan amado y simbólico emplazamiento, el verdadero castillo cátaro, fuente de inspiración y glamur.

El último día, como conclusión de este tan especial regalo de viaje acompañados del fantástico terapeuta Ferran Cardona, nos llevó a un sorprendente bosque que cuando olmo se adentra parece bien bien que tengas que aparecer en otro tiempo, en otro lugar de aquellos que las películas más épicas no pueden siquiera aproximarse. Un laberinto esculpido por la naturaleza y una vegetación que te hace abrir los sentidos y la percepción a la madre tierra en su máxima expresión, para acabar con una meditación y círculo energético de todos los que tuvimos el privilegio de vivir y aprender del viaje iniciático en el país de los cátaros.

¿Por que las relaciones de pareja terminan por no funcionar? – PARTE I

la respuesta es simple, porque nos relacionamos desde el ego.

¿Cómo se define el ego?
El ego o personalidad (o a veces el “yo soy así”, “yo quiero esto”…) es todo lo que creamos de pequeños dentro de nosotros para adaptarnos al medio, esto es, a los amigos o al profe y de mayor importancia, al adaptarnos a la convivencia familiar y en especial en nuestra relación con los padres.

Esta sólida construcción nos ayudó en su momento a sobrevivir, con dispares estratégias como:  complaciendo a nuestro entorno o al contrario, “pasando” de él, haciéndole reír o siendo los mejores en alguna faceta destacable o admirada por los demás. Así lo que nos fue útil para mejor desenvolvernos, se aferró a nuestra psique y más allá, a nuestro cuerpo, incluso moldeando nuestra expresión facial, nuestra estructura ósea, pecho, etc. y emocionalidad: lloro mucho, no lloro nada, río fácilmente, grito, etc.
 

¿Y como funciona en una relación?
Cuando entramos en relación con el mundo, lo hacemos desde esa personalidad creada para superar las duras pruebas que nos amoldaron de pequeños para “ser compatibles” al entorno. Además inicialmente, en las relaciones, tendemos a mostrar lo que consideramos “adecuado” (oculto tal cosa, muestro tal otra) por lo que meramente mostramos aspectos truncados de quienes somos y velados por el filtro de la personalidad. Ocurre también en las relaciones de pareja.

¿Y cuando nos enamoramos?
Cuando te enamoras (o te gusta alguien… y también sucede si alguien te disgusta), estamos viendo en esa persona, lo que en nuestro inconsciente resuena con las necesidades (o disconformidades, en caso de que te disguste) del ego, por tanto es una visión subjetiva y distorsionada, filtrada por la visión de carácter que conforma la persona.

¿Cómo nos podemos relacionar mejor?
Conociendo todo esto explicado, la única manera de llevar a buen término esa relación es a través de la toma de conciencia de nuestras características de defensa, de trabajar interiormente los hábitos, reacciones frente un estímulo, temores, creencias, etc. para poder bajar los muros frente a quien “¿amamos?”. Hay que conocer toda nuestra forma de ser, sentir, pensar, actuar… y tener mucha destreza frente a nuestros propios demonios internos, para poder volver a ser lo que éramos en nuestro origen, antes de construir ese muro defensivo del ego, consiguiendo pues, una personalidad menos afianzada a lo que consideramos ser.