Testimonio Sara I. (Montserrat y Sesiones de Coaching)

 Volia tornar-te a donar les gràcies per fer que el viatge iniciàtic a Montserrat hagi sigut fantàstic i molt útil pel moment en el qual em trobo ara. Estic super agraida de que comparteixis amb nosaltres molts dels teus sabers i fer-ho de manera tan propera i agradable. Em sento encantada!! Estic desitjant tornar a repetir la sortida; les reflexions i “els momentazos” que es tenen són molt interessants per saber com avançar i crèixer cada cop més com a persona i com a ésser. Moltíssimes gràcies de tot cor. Ens veiem aviat!

Egipto Iniciático, el inicio de todo

Testimonio Nuria F. (Viaje a Egipto)

Viaje precioso no solo por los grandiosos  edificios, su río Nilo con sus parajes naturales y pueblecitos que vas descubriendo a lo largo de su ribera mientras avanza despacito el barco hacia el siguiente puerto.

Pero en el viaje que yo he participado de la mano de Ferran, me he encontrado con un coach inteligente, amable, humano… siempre pendiente del bienestar de cada uno de los del grupo y en conjunto. Generoso y con profundos conocimientos que nos transmitió sin reservas.

De los compañeros de viaje, solo puedo decir mejores es imposible. Y el guía egipcio, otro sabio generoso y amable. Viaje inolvidable que deseo repetir con Ferran en cuanto pueda.

Este viaje para encontrar y desarrollar nuestros Isis y Osiris internos va más allá de lo que dura el viaje. Ferran lo titula «viaje iniciático» y es cierto. Mientras estás en ese país tan intenso en belleza y lleno de significado, vas descubriendo ciertos aspectos de ti que hasta ese momento no los habías advertido.

Cuando llegas a tu casa poco a poco van saliendo a la luz sensaciones, sentimientos, pensamientos, recuerdos que se van colocando en su sitio. Puede que alguno te rompa los esquemas, pero lo cierto es que hacer un viaje de estas características implica ser responsable y consecuente con lo que salga, pues es nuestra vida.

Mil gracias a Ferran por haber tenido esta inspiración y haberla llevado a la práctica.

Merece la pena, casi es una obligación hacer este viaje iniciático a Egipto.