Personas Altamente Sensibles o con Alta Sensibilidad

¿Que es una persona altamente sensible?

Una persona altamente sensible o persona con alta sensibilidad – al que se le atribuye la nomenclatura abreviada de PAS – es aquella que tiene mayor sensibilidad en todos sus 5 sentidos, esto es, que su experiencia a través de los 5 sentidos es más intensa de lo normal o que de la mayoría. No obstante, he constatado que hay quienes son más sensibles en sólo alguno o algunos de los sentidos. Iré ampliando la información a lo largo de este artículo y de próximos que realizaré.

Tener mayor sensibilidad que la mayoría de personas o más de lo que parecería normal para el general de la gente, supondrá una serie de ventajas y desventajas, que sin querer ser en perjuicio o a favor, son experiencias personales que cada uno ha de percatarse en qué medida le afectan, le benefician o en qué medida puede lidiar con ellas. Hablo de lidiar porque a veces estas percepciones más agudas de los sentidos, se hacen difíciles de manejar. Directamente entro en ejemplos para que se puede entender mejor.

El Tacto para las personas altamente sensibles

Las personas altamente sensibles, al tener mayor percepción a nivel táctil, sucederá que los contactos con tejidos, materiales y personas, nos permitirá mayor aproximación o mayor rechazo. Suele ser el caso de no poder llevar prendas interiores de poliéster u otros no naturales aceptando mayormente el algodón. Muy en especialmente a los pijamas y sábanas que nos serán de mejor llevar cuando son viejos y gastados. Materiales como el hierro/aluminios etc. se siente como algo muy frío y que nos repele o una superficie lisa (de una mesa, de un bolígrafo, del volante del coche…) será más reconciliable de llevar que una rugosa o agujereada.

En este ámbito, no solo la ropa sino en especial los zapatos se hacen difíciles de elegir, dado su constitución que estriñe el pie, acerca el material que si no es buena calidad nos puede ser doloroso y sobre todo cuando es un calzado nuevo, antes no se puede llevar cómodamente tiene que haber pasado meses para amoldarse.

Además del tacto, deberemos entender para este sentido en las personas altamente sensibles, que habrá también más sensibilidad en todos los aspectos pertenecientes al cuerpo, no solo será el tacto y la piel, sino las mucosas nasales, el paladar, los ojos (de ellos hablaré en otro artículo) provocando bien a menudo alergias (polvo, humedad, ácaros animales, polen…), irritaciones de garganta, dolores en encías, etc.

Finalmente, en este aspecto, quiero destacar pues, que los golpes, las quemaduras, clavarse algo es también más difícil de soportar pero quiero añadir ventajas a la alta sensibilidad. Un masaje con ciertas consideraciones de tacto, es algo muy muy placentero, siempre decía que para mí, la espalda era una zona erógena, unas caricias o el sol en la cara pueden proporcionar un alto placer.

 

El sonido para las personas altamente sensibles

Para una mayor comprensión describo aquí lo que sería para las personas altamente sensibles tener mayor sensibilidad en los oídos, no significará solo ser un mini Superman capaz de oír mayores sonidos o antes que otras personas, sino que pasará sobretodo, que los sonidos que para muchos son de poca importancia (son ruidos de fondo sin más) para los PAS son ruidos muy perturbadores, molestos y sobretodo irritantes.

Un ejemplo que puede dar a entender esto, pues normalmente molesta a todos, es el típico molinillo eléctrico de café de las cafeterías, nos suele molestar a todos, pero si eres sensible es como un estallido en la cabeza. Otro caso es el de un amigo que, al compartir este tema, me comentó como le molesta oír masticar a las personas que están comiendo junto a ella.

Típicos sonidos que pueden alterar serán, los cláxones, los ladridos, algunas voces de personas o los chillidos de los niños.

Por otro lado, un alto sentido auditivo podrá hacernos disfrutar de un riachuelo, de la lluvia, de la música (sin volumen alto) o muy muy especialmente, del silencio.

 

Vuelvo a recordar, como general que la diferencia entre las personas altamente sensibles y las que no lo son – aunque comentaré más adelante que hay grados de sensibilidad, quienes lo son mucho más o menos respecto a la mayoría –  es que no es sólo una percepción mayor al estilo Superman, sino que lo que para muchos es algo liviano o aceptable para la persona más sensible puede llegar a ser doloroso. En un próximo artículo también hablaré de las cosas positivas de la alta sensibilidad ¡Que las hay!

Puedes ver más: “las 10 reacciones de las personas altamente sensibles”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.