BLOG

¿Cómo se sabe que una persona vive identificada con su ego?

Claudio Naranjo:

“Cada ser humano cuenta con dos fuerzas antagónicas en su interior. Uno es el falso yo, más conocido como ego o personalidad, relacionado con la ignorancia, la inconsciencia, el egocentrismo, la insatisfacción y el miedo. El otro es el verdadero yo, nuestra verdadera esencia y que está conectado con la sabiduría, la consciencia, el bienestar y el amor incondicional. Cualquier persona que no esté en contacto con su esencia está en vías de deshumanizarse, pues poco a poco va olvidando y marginando sus verdaderos valores, lo que repercute en su forma de pensar, vivir y relacionarse con los demás.”

“Cada uno que nace en el mundo es una semilla que cae en un terreno donde falta algo. Nacemos en un mundo de tiranos, en que los seres que más te quieren son al mismo tiempo los que más te hacen sufrir. Nuestros padres, sin saber que nos dañan, se adueñan del control y la autoridad desconociendo la capacidad de autocontrolarse del niño, con muy poca fe en su naturaleza interior. La actitud es: “Yo te amo y te acepto si haces las cosas de tal o cual manera”.


“Una parte de la personalidad surge para defenderse de esas influencias nocivas que transmite hasta la mejor intencionada de las familias. Pero esas defensas que sirvieron al niño, de adulto se quedan obsoletas.”

 

¿Cómo se sabe que una persona vive identificada con su ego?

“Es fácil: en primer lugar, porque a pesar de hacer y tener de todo siente un vacío en su interior, como si le faltara algo esencial para vivir en paz. De tanto dolor acumulado, finalmente se desconecta de su verdadera humanidad. Desde el ego, las personas actúan movidas por el miedo y la necesidad de supervivencia física y emocional.

Su objetivo es conseguir que la realidad se adapte a sus deseos, necesidades y expectativas egoístas, lo que les lleva a vivir una vida marcada por el sinsentido, el malestar y la necesidad constante de evasión y narcotización de sí mismos.”

Próximo curso de AutoConocimiento con Coaching y Eneagrama en Noviembre (Barcelona): Curso AutoConocimiento con Coaching y Eneagrama

El Eneagrama, en resumen

Para los que no lo conocéis, es una herramienta que te permite conocer de una forma rápida y sencilla la personalidad. Este conocimiento te facilita la vida de forma extraordinaria, la aceptación de ti mismo sin complejos, ni culpas y la relación con los demás toma una nueva dimensión.

Enea significa nueve y grama (gráfico) es por el dibujo en forma de estrella característico con 9 puntas y lineas de conexión. Es un símbolo ancestral reformulado para la psicología de los 9 Eneatipos – las 9 personalidades – que a continuación se describen muy brevemente.

Merece la nota aquí, de que el eneagrama no es solo un casillero en el que con este breve texto puedas saber en cual te ubicas y cual aprendizaje puedes desarrollar. Para ser conocedor realmente necesitas muchas horas de investigar e investigarte conociendo la profundidad del estudio y de Ti.

Hay un antes y un después de este conocimiento, es un aprendizaje que te servirá toda tu vida y no dejarás de aprender sobre ti mismo y sobre los otros.

 

Cada personalidad tiene una motivación vital diferente y un miedo básico distinto que constituye la estructura de su comportamiento.

Eneagrama y protagonistas de dibujos animados

1 EL IDEALISTA, miedo a la imperfección, desea arreglar el mundo, se comunica educando al otro, tiende a moralizar.

2 EL AYUDADOR, miedo al abandono, desea ser necesitado, se comunica ofreciendo sus servicios, dando un tono de intimidad y confianza.

3 EL ORGANIZADOR, miedo al fracaso, desea ser eficaz, se comunica encandilando al otro seduciéndolo con su carisma.

4 EL ARTISTA, miedo a la vulgaridad, desea ser original, se comunica dramatizando sus sentimientos con alguna connotación de lamento, suspiros y frases incompletas.

5 EL OBSERVADOR, miedo al ridículo, desea su tiempo y su espacio, independencia, se comunica con símbolos, explican las cosas con un modo razonado, lógico y analítico. Escucha antes de hablar.

6 EL COLABORADOR, miedo a equivocarse, desea formar parte de algo más grande, se comunica con desconfianza con los que conoce poco y con fidelidad y entrega con los suyos. Amable, cauteloso y prudente.

7 EL OPTIMISTA, miedo al dolor, desea distraerse, se comunica con alegría de vivir, gesticulando, con detalles y adjetivos, soltura y espontaneidad.

8 EL JEFE, miedo a la debilidad, desea dominio, se comunica ejerciendo poder, son directos, frontales y enérgicos. Tantean a sus interlocutores.

9 EL MEDIADOR, miedo al conflicto, desea tranquilidad, se comunica escuchando con atención sin mostrar preferencias, con tono sereno y reflexivo.

 

Proximos cursos de AutoConocimiento Con Coahing y Eneagrama impartidos por Ferran Cardona: http://www.viajeiniciatico.com/curso-de-autoconocimiento-con-coaching-y-eneagrama/

Curso Autoconocimiento con Coaching y Eneagrama

Meditación en la Playa

Entrado el verano apetece la playa, donde también podremos realizar meditación y presencia con un simple pero potente ejercicio:

Meditación en la Playa

Toma atención a las percepciones, tanto auditivas, visuales, como de olfato y  tacto/corporal.

  • Encuentra 5 cosas que al verlas te llamen la atención y observa como te sientes al verlo (alegría, sorpresa…)
  • Encuentra 5 sonidos diferentes, poco a poco, ves escuchando cada nuevo sonido que distingues.
  • Encuentra 3-5 olores que destaquen a tu alrededor, tan solo respíralo observando como te llegan.
  • Encuentra 3-5 sensaciones corporales, pueden ser tanto a nivel interno (un músculo, …), como externo (la arena en alguna parte de tu cuerpo, al zambullirte en el agua…)

 

Realiza esta simple meditación sin entrar en explicarte nada (decirte ” a mira, ya tengo uno” o “ostras esto que noto es…”, tan solo la percepción.

Te ayudará a tomar presencia, a centrarte y darte cuenta de cuanto está sucediendo al unísono, pero sobretodo, a estar consciente de como vives Tu Presente y tu momento en la playa.

 

Más artículos de interés de Ferran Cardona, coach experto en cursos y viajes de crecimiento personal.

Próximo curso Gestión del Estrés 8 de Julio y Retiro de Verano con Coaching y Eneagrama 12-15 de Agosto.

Invocación Solsticial

Ritual de Solsticio

Te invoco oh sol, en este solsticio, para que tu luz en mi habite, me de claridad y nueva visión frente a mis cambios.

Invoco al viento para que tu fuerza y pulsión se contagien en mi, en mi cuerpo, en mi corazón.

Invoco a las aguas, ríos y océanos, para que corran por mi, limpiando, sanando y equilibrando mis emociones.

Te invoco oh sol, en este solsticio, para que tu fuego me de calor cuando el frío en mi sienta y que tu compañía me abrigue.

Invoco a la madre tierra para que me sustentes, con tu amor y alimento siempre me llenes por dentro.

Invoco al cielo, que tu protección y espiritualidad lleven a mi, confianza, ilusión y ecuanimidad.

Te invoco oh sol, estrella radiante, para que en mi oscuridad me guíes y mi camino ilumines por largos años.

 

Ritual de Solsticio, para invocar las cualidades del sol y los otros elementos de la Naturaleza.

Más artículos: Blog de Ferran Cardona

Mis videos: Mis videos de Youtube

Aprendizaje en Jerusalén, vivencia humana

Un nuevo camino hemos recorrido
y mucho hemos aprendido y conocido
de todas las personas que hacen diversidad
de opiniones, de tradiciones, de fronteras, sensaciones, razones …

Pero sin duda, la Gran Hermandad nos acompaña
nos rodea y reconforta, el uno al otro.

La amplia palabra Amor, que en la práctica es respeto,
es aceptar al otro y estimarse también a uno mismo.
darse la mano y conectar el corazón de las personas,
emocionarse y permitirse sentir,
sentir la experiencia de la vida,
en las dificultades y en las alegrías
que todos, todos y cada uno, compartimos y vivimos,

bajo una misma batuta, bajo el mismo sol,
y que nos une, en una sola música, un solo viaje,

en dos palabras que el hebreo nos revela en el libro más famoso de la historia del mundo:

ADAM y HEVA: la Humanidad y la Vida

Altamente Sensible

La primera vez que me lo mencionaron, lo encontré sensiblón y raro.

Con los tiempos, investigación y sobretodo autobservación he comprendido mejor mi pasado y mi vida actual.

Lo acepto y asimilo, cada vez más…y sí, dificulta vivir en sociedad pero ahí estamos!

Este artículo no desvela muchos detalles, para vender el libro donde sí se explica, pero Grande que aparezca en La Contra.

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20170522/422800267534/ser-altamente-sensible-dificulta-vivir-en-sociedad.html

El salado de la vida

He pasado la vida echando unas gotas de aceite, hirviendo a fuego lento, el salado justo para el buen sabor y la cocción al dente.

Ahora veo que, no por hervir lento, la vida menos se desgaste.

Que la vida unas veces sabe a salado y otras pastosa quedó.

Bendito el aquí y ahora, que todavía tengo para comer, con aceite o no.

Aceptar la felicidad e infelicidad

Bien sabido es, que en la vida tenemos momentos considerados buenos y otros malos. Pareciera pero, que estamos obligados a buscar sin cesar los acontecimientos “para disfrutar de la vida”. Disfrutar es positivo sí, y también buscar esos momentos.

¿Pero que ocurre si nos sentimos mal?

No correspondemos a esa búsqueda de felicidad interna, no encajamos en lo que queremos, lo que tanto nos gustaría… aparentemente “muchos están disfrutando y yo no”, “todo está bien pero estoy apagado”, “quiero que me quieran como yo quiero que me quieran”…

La vida no es un valle de lágrimas pero quizás tampoco es una montaña de alegrías. Aceptarte y dejar de ser tan duro contigo mismo en esos momentos en que no te sientes en armonía con un estado de ánimo más feliz, será un buen paso para tomar carrerilla de nuevo hacia la búsqueda del bienestar. Un bienestar que buscamos todos, cada uno en su forma y manera. Y aunque la vida duela a veces, puedes elegir escuchar la canción que te de nostalgia o la que te de un empuje hacia arriba. Aceptemos que no siempre se está en armonía con uno mismo, sin regocijarse en ello, tan solo transitarlo, queriéndonos con este estado que a veces también somos.

 

Consejo práctico: Al terminar el día, haz una lista de 3 momentos satisfactorios vividos. Darse cuenta que al terminar la jornada, seguro hemos vivido momentos agradables aunque a veces no le prestemos atención.

Practicar el enfoque en acontecimientos y recuerdos positivos, nos ayudará a sentirnos mejor y desarrollar la capacidad de sentir bienestar.

Así que elige el tema de tu canción alegre y baila en tu salón. De ti depende tu elección.

Equinoccio de Prosperidad

Equinoccio de Prosperidad

Esta noche, te pido que sueñes.
Que fluyas con cuanto ello te haga sentir, seguro que por ser tu sueño, vibrará, será lindo, esperanzador, intrépido y amoroso contigo mismo.
Siéntelo.

Si te ves solo acepta la soledad, Acepta que hay más vida después de la adversidad.
Si alguien te traicionó, no pierdas la confianza.
Si tienes queja por haberte sentido herido, enmiéndalo, alíviate, recupérate… has de seguir aunque todo hiera y puedes vencerlo todo, si tu alma aún se apasiona y se apasionará si tienes Tu sueño.

Otros sufrieron también tu dolor, y muchos murieron por dar su amor, y otros, para que tu pudieras vivir dieron todo cuanto pudieron, y muchos renunciaron a su sueño por ti.
Estoy seguro que aunque lo quieras esconder, Tu tienes un sueño. Apuesta un poco más por él.

Aprovecha las mañanas de sol y las tardes de lluvia. Aunque la luna no esté, está el latido de tu corazón y puedes llenarlo de momentos de autoexploración. La madurez llega con el tiempo y las experiencias del vivir.
Esta noche, alégrate y agradece todo cuanto ya tienes, no dejes tantas cosas para otro día, cosas de esas importantes y concéntrate en todo cuanto esperas obtener en la vida.

 

¿Te has dado cuenta que ya tienes muchas riquezas, incalculables? ¿cuanto valen tus seres queridos, hijos, amigos? Comparte y llénate de besos que en tus labios dibujen tu sonrisa. Intenta sonreír más a menudo.
¿Cuánto valen tus ojos, el aire que respiras, tu palpitar…? … en medio de este gran cosmos… Aún me asombro cada noche al ver las estrellas, ¿te ocurre a ti también?
Las mejores cosas de la vida no tienen precio.

Procura vivir de verdad, y eso solo Tu puedes descubrir que significado tiene. Esta claro que tienes talentos y tienes amor que dar y que darte.
Los momentos pasan uno tras otro. Solo se vive una vez.
Confía en la prosperidad y en la pasión por encima de la comodidad y de la aprobación de los demás, porque su aprobación resulta vana cuando no está por medio la entrega de tu corazón.

Algunas cosas quedarán al azar, embelésalo con tu sueño.

Arriesga, arriésgate por aquello que amas, por aquello que te haga sentir vivo porque en tu lecho de muerte no te arrepientas de No Haber vivido cuanto amabas.

Se realista, quizás no se puede vivir sin dinero, pero estarás de acuerdo que, seguro, no se puede vivir sin un sueño, así que arriésgate un poco más y acércate a vivir tu sueño

Anti deprimirte y respetarte con la realidad

25% de mujeres y 15% de hombres han tomado alguna vez, antidepresivos. Según el ministerio de sanidad de España se ha triplicado el consumo en los últimos 10 años.

Saber aceptar mejor que dentro de la experiencia de la vida existe dolor y la poca tolerancia a la frustración hace que a menudo el sentirnos tristes (que no deprimidos) sea un motivo de buscar… y encontramos, soluciones rápidas (otro de los males de hoy=todofast, así nos enseñan, a ser productivos y efectivos con velocidad), el antidepresivo, con los síntomas colaterales que conlleva. A veces es muy útil pero muchas veces es tomado demasiado a la ligera.

Películas con finales redondos, donde parejas ideales holiwoodienses exploran la relación y nos cautivan por belleza, emocionalidad, coraje, sentimientos, paisajes, romanticismos y experiencias anheladas en nuestro interior, nos provocan un desajuste interno. Lo que tengo respecto a lo que deseo se aleja de la realidad. No tenemos porque renunciar a querer más o que queramos sentirnos mejor, o sentir placer antes que dolor, claro. Pero sí comprender que a menudo lo real dista mucho de lo ideal. Tener esto en cuenta para evitar sentirnos frustrados con lo que Es, aquí y ahora.

Hay quien al despertar (o al acostarse), sin querer ya busca lo que le falta en la vida (habitualmente una pareja que…., el dinero para…., que tal persona sea o haga….). Es aquí donde podemos rectificar, en nuestra mente, lo que con práctica, permitirá redirigir nuestra conducta. Y muy posiblemente puedas darte cuenta de que Sí, tienes mucho que está bien (más de lo que tu mente te permite percibir), dinero, bienestar, amigos/as y autovalía para vivir.

Es cierto que el dinero también nos bloquea a menudo (¡materialistas!) Tenemos tanto para saborear, tenemos 10 veces más de lo que la mayoría de nuestros abuelos llegaron a tener (en posesiones) y si nos comparásemos con muchos que tienen menos, aun seríamos más ricos. Pero astutamente comparamos con los similares que tienen un poco más (o al menos eso aparentan). Así que nos lanzamos a disfrutar secuencialmente de todo lo que encontramos en el camino para nuestro bienestar. Rebajas de precio, oportunidades, promociones y tentaciones como si de los reyes magos se tratara (pobres reyes, ya sin ellos hay magia) Llenamos la casa, los armarios y nuestro vacío.

Después de esa rápida ilusión vuelve la frustración. Volvemos a sentir lo que pretendíamos tapar con el hacer hacer y el comprar y hacer. Fuera bueno parar, absolutamente, un rato diario, para ver como estamos, como nos sentimos. Ahí de nuevo contactamos con algo que no marcha y con la falta de algo que nos lleva de nuevo a la carga: un helado o el chocolate (justo ahora que han rebajado la tasa de colesterol), un regalito de autoestima (¿a caso no me lo merezco?), un caprichito (Si no me lo doy yo quien me lo va a dar)… al fin y al cabo comer es una necesidad (¿Qué quieres, morir sin vivir o que?!)

Y pasamos la vida refugiándonos en lo que podemos (¿como siempre se ha hecho?), vivir las experiencias que nos gustan y procurar no vivir las desagradables. Sustituirlas y compensarlas con las agradables (y efímeras). Cierto que a veces sirve y también se puede pasar la vida con ello. Pero aunque no es más fácil, si más maduro, se podría buscar el refuerzo interno, el sobrellevar esa carencia interior, buscar bienestar con lo que es, con lo que somos, con lo que hacemos. Aprender a ser optimistas en el aquí y ahora, que no significa no ser responsables (paso) de nuestra salud a largo plazo, de las facturas o de quienes nos son cercanos. Sobretodo, descubrir la grandeza de estar vivo con todo lo que ello está generando dentro de cada uno.

¿Hacemos mucho fuera y poco dentro?

Después de todo habrá que “hacer” algo. Y nos lanzamos a retiros de espiritualidad, a conciertos de vanidad, televisión u whatsapp y comilonas de hermandad (gintonic incluido) que son fórmulas para seguir escapando de lo que me pasa, de lo que soy, de aceptarlo, evitando retar a esa frustración que con el tiempo dilapida pues aquí y ahora no me está bien.

Nos falta gestión emocional, no nos enseñaron de ello en la escuela y ahora a aprender a toda prisa… para ser “más mejores…” Aprender a atravesar esos sinsabores que la vida también tiene, sin siempre recurrir al consumo (en cualquier formato). Enfrentarnos a esas primeras frustraciones que tuvimos en la niñez, la relación familiar, ese reclamo que aún estamos pidiendo a quienes nos rodean (¡quiero que sea como yo digo!).

Podemos trabajar nuestro interior para saborearnos mejor con lo que somos, imperfectos sí, pero mejorables para acercarnos a nuestro Bien Estar, algo que con práctica se puede hacer extensible al estado de ánimo, ¿te animas? No es garantía de éxito peliculero, pero que algunos despertares tengan una visión más agradable con mayor sabor de vida puede ser una victoria, que con el tiempo se vuelva bienestar, aquí y ahora… y sino también puedes tomar un antidepresivo.